La gran explosión del ‘e-commerce’: el ‘Big Bang’ también en ‘IGTV’

Buenos días, estimados Coconautas. Venimos de patinar sobre tablas de materia oscura por la parte oculta de los anillos de Saturno, y aunque alguno ha acabado con la rodilla “pelada” y necesitando botiquín de plasma galáctico, ha sido realmente divertido. Hemos hecho este alto en el camino para contaros algunas cosas acerca del ‘e-commerce’ y su situación actual. De auténtico ‘Big Bang’ sideral.

La explosión de un valor al alza

El ‘e-commerce’ llevaba un ascenso meteórico, y es un tema que hemos tocado brevemente en anteriores publicaciones. Sus cifras eran titánicas y su ascensión, constante. En consonancia con el crecimiento y consolidación imparable de las redes sociales, tanto en nuevos usuarios como en visitas mensuales, semanas y diarias.

Ahora, además, las nuevas y dramáticas circunstancias acaecidas de la mano de la emergencia en materia de salud pública y el confinamiento, han espoleado de forma apabullante los guarismos de redes y ‘app’, expandiendo sus horizontes de forma exponencial, llegando incluso a aterrizar en inhóspitos lugares. El último en subirse al cibercarro, ha sido ‘Instagram’.

‘Instagram’ integra compras digitales en su ‘TV’

El pasado día 5 de octubre, ‘Instagram’, la red social de Systrom y Krieger, emitió un comunicado que decía: “la gente viene a Instagram para comprar y estamos haciendo que sea más fácil aprender sobre productos y realizar una compra directamente dentro del contenido de vídeo en ‘IGTV‘, ‘Stories‘ y pronto ‘Reels‘. Esto también proporciona a los creadores las herramientas para ayudarlos a seguir obteniendo ganancias monetarias vendiendo sus productos”. Así entonces, con tan sólo un par de ‘clicks’ podremos realizar nuestras compras desde cualquier vídeo con contenido de nuestro gusto de ‘IGTV’, completando la compra en la pasarela o web del vendedor.

Una tendencia que ha llevado el comercio electrónico a todas partes

Como ya os dijimos, más de 1000 millones de usuarios utilizan ‘Instagram’ mes a mes y 500 ven los ‘stories’ diariamente. Las cifras ‘business’ son igual de alentadoras: más de 200 millones de usuarios visitan, como mínimo una vez de forma diaria, un perfil comercial o de negocio. Lo que constata, de aquí a la supergalaxia del último rincón del universo, que el potencial de negocio es viable e incluso una mina de oro.

El ‘e-commerce’ 2.0: llegada a ‘stories’ y ‘reels’

Justin Osofsky, director de operaciones de la red social, anunció la inserción del ‘e-commerce’ en las funcionalidades estrella de la plataforma: “las marcas y los creadores digitales ayudan a llevar la cultura a ‘Instagram’ y la gente viene a aquí para inspirarse en todos ellos. Al llevar las compras a ‘IGTV’ y ‘Reels’, facilitamos la compra directamente desde los vídeos. Y a su vez, ayuda a los vendedores a compartir su historia, llegar a los clientes y a poder ganarse la vida“.

Las cifras acompañan y las circunstancias favorecen este tipo de comercio. La vía de mercado está abierta de par en par y las figuras de influencia no paran de batir récords de viralidad y seguimiento, así que parece que está todo listo para una transición de la economía de mercado en este segmento. La tecnología parece preparada pero, ¿están listos el comercio general, la logística o los empresarios para amparar la demanda?

El escenario que viene

Sin duda, nos espera un escenario plagado de retos y muy emocionante de contemplar en el que se torna esencial participar si se tiene una empresa o proyecto comercial o multidisciplinar, para no quedar atrás. También se postula como vía o forma de reinvención infalible ante los tiempos que corren y la coyuntura socioeconómica.

El equipo es esencial

Afrontar la inserción y logística de un comercio electrónica y su integración en redes requiere de un equipo preparado y una planificación meticulosa. El mercado está claramente enfocándose hacia esa vertiente y el contexto marca a gritos que un comercio sólo crecerá si hace un uso óptimo de la vía digital, -tan marcada e influenciada por las personalidades que la habitan-. ¡Igualito que en las pasarelas holográficas de la semana jupiteriana de la moda! Motores en marcha.

Hasta aquí nuestra breve disertación sobre esta importante cuestión. Desde aquí os encomiamos a tenerla muy en cuenta y a uniros a la expedición Coconauta para estar preparados y sin perder ritmo ante la cerniente era del comercio electrónico. ¡Los mejores alcanzarán las estrellas!

Nosotros nos retiramos a seguir con la jornada de patinaje, no sin antes curarnos bien las “pupitas” con tiritas de positrones enriquecidos, crema curativa de flores de los mares lunares y ungüento de la estepa Turolense. ¡Hasta la próxima, vaquer@s espaciales!